Categorías
Blog

La chiclerita

Todos los jueves veo a mis abuelos maternos, es una de esas costumbres que nunca pensé que llegaría a tener. Mi abuelo es un tipo de 80 años: seco, machista, rígido, incansable, mocho, grosero, necio ( ¿Qué viejo no lo es? ) pero ameno ( he tenido ideas para cuadros sólo de observar sus interacciones con mi abuela ) y admirable por muchas cosas; PERO este jueves tuvo a bien preguntarme como iba mi puesto de chicles ( él quisiera verme ya casada y con hijitos que fueran sus bisnietos, no metida en una profesión como esta, y menos vendiendo en la calle los sábados por la noche) yo le respondí que muy bien, que de hecho había viajado a Talpa a comprar chicle para mi curso de aplicación del chicle a la manera prehispánica en el Museo de Artes Populares. Creo que fui convincente porque no pudo responderme nada y como que hasta se la creyó.
Pasando a otras cosas, el año pasado tuve la fortuna de trabajar como reportera para La Jornada Jalisco en su suplemento especial dedicado a la FIL, fué un trabajo maravilloso, divertido, adictivo, mal pagado e interesantísimo que esperaba repetir este año. Pero degraciadamente no será así. Las cosas no van muy bien tampoco para los medios, esta vez no contratarán colaboradores externos…diablos.
A la vuelta de la esquina ya está el 2009, año de la diversificación.
Este viernes 28 a las 20:30 horas expongo en la Galería Apollinaire ( Juan Manuel 175, a la vuelta de Artes Plásticas )

Categorías
Blog

Cuando Juan del Diablo se convirtió en lectura de excusado

Descubrí las primeras ediciones de Corazón Salvaje que hace un buen me prestó mi abuela paterna ( aquí entre nos, la ÚNICA persona de mi familia que ha cachado que lo que hago es una profesión, un trabajo, algo a lo que vale la pena dedicarle la vida, algo de lo que no me debo de desviar…que cosa que me esté acordando de eso en este preciso momento de crisis) en un estante en el cuarto de servicio, recordé aquellos meses de la secundaria en los que su tercera edición telenovelera tenía a medio mundo con el Jesús en la boca…johojHOJH incluso recuerdo haber leìdo una tira de Trino al respecto en la que un grupo de rateros ( en las ” Fábulas de Policías y Ladrones ” del diario
Siglo 21 ) están al pendiente de las peripecias de Juan del Diablo y Santa Mónica, el virgencito Renato D´Autremont y la cachondísima Aimeé. El año pasado Radio Red transmitió la radionovela los fines de semana de 11 a 12 de la noche y esa fué totalmente fiel al libro.
La semana pasada me enterè que no tengo el perfil de aspirante necesario para la nivelación en la carrera de artes visuales en la UdeG, lo que me falta son: cinco años comprobables de experiencia docente y 30 años cumplidos a febrero del año que entra ( aunque aún ser demasiado joven para algo es un pinchísimo consuelo, ya que…)
Creo que tengo que…empezar a dar clases de manera consistente. Ah, la expo del Tren se ha movido ( el mundo se ha movido ) hasta abril o mayo del año que entra y ahora estoy replanteando la ruta de navegación porque no encuentro la Cruz del Sur en este desconocido cielo estrellado y aunque ya tengo los brazos muy fuertes de tanto remar el aire apenas hincha mis velas.

Categorías
Blog

Sacándole las piedritas a los frijoles

Hoy parece que la cosa en general se está desespesando, llevo toooodo un día sin toparme con el número 48, no siento a Klodia ( mi perrita ex-callejera tuerta orate ) y a mí tan solas en el estudio ( Bill murió el martes , el mismo día en que un hombre negro ganó la presidencia de EU, el día en que un avión se desplomó sobre las calles del DF, en un día histórico ) y las pilas van lentamente cargándose. Lo que no se desespesa es la mezcla que acabo de preparar para imprimar algunos bastidores, usé sellador comex en vez de mobilit y la cosa no se ve muy normal. Mi mini-estudio está hecho un desmadre; tablas, bastidores, trabajos, sillas, el clóset, cuadros, pilas de papeles, la cama de Klo, mi restirador, zapatos, libros, el rotafolio, la caja donde guardo todos mis aditamentos para el tianguis y los trabajos de las doce personas ciegas a quienes tuve el honor de darles clases pintura el mes pasado ( gente que amablemente dió al traste con algunas anquilosadas nociones que tenía yo sobre la pintura ) abarrotan el espacio, en una esquina se yergue un rollo de papel kraft que parece un gigantesco taco dorado; es el trabajo final que los ciegos hicieron en dripping. Ahora tengo que hacer dos cuadros para una colectiva sobre la Virgen de Guadalupe..¿ La mala noticia ? Se me ocurren puras cursilerías.
A finales de este mes abre sus puertas la Galería Apollinarie, participaré con dos piezas, los mantengo informados.
Por las mañanas salgo de mi casa con alguna bufanda de las tres chidas que tengo, pero el frío no me alcanza para pasadas de las once, me subo al camión, la bufanda se transforma en otro bulto en la mochila y el glamour se va al caño.
El sábado en la noche observé como era adoptado directamente de la calle un perrito negro por una pareja; el chuchito en cuestión ya se había instalado al lado mío y me veía como sólo lo saben hacer los perritos. Decidí que si nadie lo ayudaba me lo llevaría a mi casa al final de la noche para encontrarle casa por mi cuenta, pero eso no fué necesario, cuando ví a ese hombre acariciarle la cabeza con sus manazas supe que no tendría que hacer nada.
¡Ahí la lleva la humanidad!

Categorías
Blog

Lunes

Hoy fuí a visitar a Bill al hospital, el pobre està muy cansado y se hizo pipí en la mera entrada de la veterinaria. Descubrí que toda su piel esta cubierta de lunares, no solo su panza ( está perdiendo el pelo debido a la falta de nutrientes. Tiene gastroenteritis hemorrágica, suena horrible y lo es, pero quiero creer que no he visto el ùltimo capìtulo en la vida de este schnauzer cuya falta de autocompasión me pone en ridículo ) sus ojos siguen muy brillantes y despuès de estarlo sobando èl me empezò a lamer a mí. Comprobé que el doc se porta de manera maravillosa con èl, le dió un masaje tras el que Bill se sacudió y suspiró en agradecimiento. Mañana voy por èl para que pase unos dias en su ( mi ) casa.
Acabo de terminar otro cuadro ( de una serie que espero exponer pronto en la galerìa de la estación Juárez del Tren Ligero, yo les aviso ) estoy empezando un encargo y tengo otros dos cuadros aparte mas que hacer para una colectiva en un tiempo récord. A ver como le hago.

Categorías
Blog

Felicidades a Diego Francisco Sánchez

Este artista colombiano ganó el XII Premio de Álbum Ilustrado A la Orilla del Viento, su obra ” Jacinto y María José ” será publicada el año que entra por el Fondo de Cultura Económica, resultó seleccionado de entre 408 obras que concursaron provenientes de lugares tan diversos como Inglaterra, Italia, Japòn, España y toda Latinoamérica ( incluyéndome ).
Ay Diego, no te miento ( no les miento ) no sabes como me encantaría estar en tu lugar, pero te felicito de corazón y deseo que tu libro sea un enorme èxito ;), lo buscaré el año que entra en la Joseluisa ( la librería del Fondo de Cultura Econòmica en mi ciudad )

Categorías
Blog

Mi Bill

El gordo, el tambachón, mi Bill, mi perrito schnauzer de casi 13 años está hospitalizado desde hace casi una semana, está viejito y aunque es un luchón su cuerpo no está reaccionando a la par que su mente. Casi 13 años de que este perrito, junto con la Hilaria ( mi french que murió hace dos años después de meses de haber sido diagnosticada de diabetes ) y Gu ( una hermosa mezcla de french y schnauzer que nació en mi cama y que murió hace tres meses de hepatitis ) ha sido mi compañero de ocio, de comidas, mi contertulio, mi proveedor de besos de perro, mi desmadrador de camas bien tendidas, mi dador de patitas, mi llorón, mi tragón de salchichas cocteleras, mi confidente, mi testigo de la hechura de todos mis cuadros, mi infalible juez de carácter ( se orina en las pertenencias de la gente que no le cae bien ), mi geniudo, mi ladrador, mi perrito-conejo, mi chiquito de los profundos ojos café y barbas de brocha, mi meneador incansable de su muñoncito que tiene por colita, mi muégano, mi perdona-todo, mi adorador del refri, mi barbón neurótico, mi tragoncillo, mi perseguidor de naranjas, el último que queda de este fabuloso trío. Puede que pronto se vaya, yo voy a estar con él cuando lo haga y a sostener su cabecita en el trance, y a murmularle todo lo que lo quiero al oìdo.
¿ Es esto cursi ? Supongo que para los que nunca han amado a un animal sí.
Bill, tal vez te vayas, pero te vas quedar en mis cuadros, gradualmente aparecerás y la gente te conocerá.

Categorías
Blog

Chef

Ùltimamente he pensado si el camino que tomé es el correcto ( profesionalmente ), realmente es una carrera de resistencia y este año ha sido especialmente difìcil por no decir ca…me siento como el Banco de Mèxico, con sus reservas en dólares que pronto valdrán lo mismo que una mierda de pollo volando al viento, o sea, nada. Mis reservas de autoconfianza están menguadas y estoy pensando que diantres puedo hacer al respecto para no convertirme en un ser depresivo-autocompasivo-gimoteante de esos que ahuyentan a la gente….¡Conozco algunos ( as ) y de verdad apestan! He tenido la maravillosa idea de convertirme en chef, ya saben, gastronomía, no sé cómo ya que se me quema el agua y me da miedo descubrir que en realidad lo único para lo que sirvo es para pintar, cuidar perritos, escribir y a veces escuchar.

Categorías
Blog

A este blog nadie lo lee

Estoy empezando apenas, a ver cuanto duro en esto ( de los blogs ).
He terminado de leer la serie de siete libros de La Torre Oscura y fué para mì una cosa extraña ir a comprar los dos ùltimos libros de la serie a la librería Gandhi, ya saben, tanta gente en los pasillos de Literatura Universal, tomando entre sus manos tomos de James Joyce, William Faulkner, Anais Nin y demás autores mientras que yo estaba ahí a escondidas buscando a don Esteban Rey. Me sentì francamente avergonzada entre tanta gente cultísima buscando un libro del ” Maestro de la literatura barata ” como lo llaman sus críticos. Y así fue que, cual niña de 13 años que espera a que el pasillo de las toallas sanitarias del súper quede solo para ir a tomar su caja de ” kotex ” ( porque el sólo pensar en llegar y tomar una frente a los demàs compradores hace que su cara arda de vergûenza ) me lancè al momentánemente desierto pasillo de literatura universal, tomè mi placer cupable entre las manos y salì disparada a la caja. Lo empecè a devorar en el camión ( la 634 ) y lo terminé 48 horas despuès. La misma escena se repitiò en Gandhi la semana que siguió y aqui estoy, el final es inesperado, triste y despuès de más de diez años de acompañar a Rolando en su periplo hacia la Torre Oscura me doy cuenta de que este final se asoma entre lìneas en todos los tomos anteriores. Se los recomiendo, es autor es Stephen King ( aunque eso ya lo había dicho )
Ahora quiero leer a Lobo Antunez, creo que cuando vaya por un libro de èl voy a encajar perfecto en la farolería que pulula dentro de Gandhi.